POR UNA UCAB MÁS VERDE

 

La Universidad Católica Andrés Bello no se conforma con ser la primera casa de estudios con un sistema de gestión certificado a nivel nacional, sino que desde febrero de 2013 ha iniciado la cruzada por obtener aún más.

Un sistema de gestión es la manera en cómo una empresa procede para cumplir sus tareas. Requiere de una comunicación óptima y además la identificación de roles es clave dentro de ese mismo engranaje. Cuando ese sistema es certificado con “calidad”, pasa a formar parte de una prestigiosa lista a nivel mundial, una lista conformada por empresas que a nivel interno funcionan a la perfección, lo que genera mayor competitividad en los mercados.

En Ciudad Guayana se observan varios ejemplos. El Aeropuerto Internacional Manuel Carlos Piar está certificado por ISO y varias secciones de la Gobernación de Bolívar también, lo que demuestra que procurar por una certificación no distingue de ideologías.

Florencia Cordero, profesora del Centro de Investigación, es una de las impulsoras del largo proceso por el que pasará la Universidad Católica para obtener un nuevo certificado, esta vez a nivel ambiental.

“El sistema de gestión es un sistema integrado. Incluye la calidad de los procesos, regulaciones ambientales y las de seguridad y salud laboral. Luego optaremos por esos”. Por ahora las autoridades han empezado una campaña ecologista en la que destacan mensajes en los salones y pasillos.

“Para obtener el certificado ambiental hay que cumplir con 7 pasos similares a los que ya cumplimos con el de calidad, lo que es una ventaja. Otra ventaja al conseguirlo es que nos posicionaríamos como la primera universidad en el país en tenerlo”. Cordero, además, aclara que para ISO, certificadora conocida mundialmente, no es imperante que los estudiantes se sientan identificados con la protección del medio ambiente.

A pesar de eso, Cordero asegura que desde la UCAB existe la intención de traspasar todos esos esfuerzos por lograr el certificado a los estudiantes, “generando esa conciencia ambiental porque formamos profesionales en todos los sentidos que luego estarán en grandes industrias y sabrán sacarle provecho a esas actitudes”.

En ese marco, la revisión curricular pasa a ser protagonista, ya que en muchas planificaciones académicas empezarán a aparecer materias electivas que tengan que ver con el tema. “No solo nos quedaremos con electivas, ya en carreras como Administración y Derecho existen materias obligatorias”.

¿Qué ven los estudiantes?

Según Gefry Márquez, estudiante del segundo año de Derecho, existen cambios visibles en la orientación hacia la protección del ambiente en la UCAB Guayana, posiblemente sean los nuevos dispositivos para la recolección y aprovechamiento de pilas, una de las herramientas que le resulta más productivas.

En cuanto a una posible inclusión de materias fundamentadas en la preservación del ambiente, Márquez rescata que sin importar la carrera, es necesario sembrar en los estudiantes conciencia ambiental.

Por otra parte el estudiante de Comunicación Social Samuel Petit, sostiene que la universidad está dando un paso importante en la búsqueda de la certificación ambiental, sin embargo, resalta que algunos aspectos aún están muy descuidados; como por ejemplo el sistema de riego algunos días funciona de manera ineficiente ya que se activa mientras llueve lo cual representa un uso ineficaz de un recurso tan preciado como el agua.

Fachada Biblioteca Ucab Guayana. Foto: Portal Ucab Guayana
Fachada Biblioteca Ucab Guayana. Foto: Portal Ucab Guayana

Selenny Botelho y Daniel Nohra

Advertisements
POR UNA UCAB MÁS VERDE

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s