Un convenio deportivo y polémico

Reportaje
María López y Jesús García Sayago

La UCAB Guayana es una de las universidades de la región más capacitada y edificada para el servicio exclusivo hacia sus estudiantes. Las instalaciones se componen de salones en excelentes condiciones, un campus repleto de grama desempolvada y árboles boscosos, dos cafetines, la gran biblioteca; y en términos no menos importantes, las áreas extracurriculares, donde se circunscribe el auditorio, la salas de cultura y las infraestructuras deportivas, como  el campo de fútbol, la cancha de futsala y un gimnasio ecológico.

Los deportes en la universidad movilizan aproximadamente de 600 a 800 estudiantes universitarios. En el presente año, la Academia Sema Velásquez realizó un convenio con el organismo ucabista que garantiza las mejoras y construcción de las  áreas deportivas de la universidad haciendo uso del campo de fútbol treinta y cinco horas a la semana, más el sábado en la mañana, quedando espacio para los ucabistas únicamente en un horario de entrenamiento de 7 a 9 de la noche, sin tomar en cuenta los partidos del Torneo Interno y la horas de la mañana que solo pueden ser utilizadas con un pago de alquiler o préstamo.

“Lo primero es el servicio a la comunidad universitaria, pero, tomando en cuenta que nosotros tenemos la necesidad de originar dinero para poder mantener y construir más, esa es la parte difícil, por lo menos en esta época”, así se expresó Eduardo Briceño, coordinador deportivo de dicha academia, quien en su idea de subsistencia del proyecto, advirtió que uno de los objetivos implica intentar mantener la cancha, siempre y cuando se le permita, “mira, esto son los resultados de esta semana” con respecto al maltrato del césped.

Para el uso estudiantil, los horarios del complejo deportivo están establecidos tres días a la semana para los entrenamientos, cinco partidos a la semana del Torneo Interno y dos partidos adicionales en el momento que inicie la Liga Preferente, donde la universidad es representada por el primer equipo y el filial de la selección ucabista. Por su parte, el director de deportes de la universidad, Andrés Gutiérrez, insistió que el estudiante de la universidad en su horario correspondiente tendrá acceso de la instalación. “Eso es de los estudiantes y eso se respeta”.

En su papel de autoridad deportiva, Gutiérrez, observa puntos referentes al convenio que benefician a  largo plazo a la institución, uno de ellos es el costeo de las nuevas edificaciones ya que a la Universidad le es imposible económicamente construirlas. “La idea de hacer ese complejo deportivo también queda para ser utilizado por la comunidad universitaria, ya que existe un periodo de contrato que permitirá luego el total uso de la cancha”.

Este convenio ha causado un impacto de descontento en los ucabistas que se mantienen en contacto con el deporte universitario, ya que para ellos es necesario el uso diario de la cancha con exclusividad, sin embargo, el problema no es tanto la necesidad, sino una situación de desinformación sobre el contenido del negocio entre la Universidad y la Academia Sema Velásquez.

 Julio Vásquez, como parte del consejo de extensión de la Ucab Guayana y futbolista involucrado en todo el ámbito deportivo se pronunció al respecto:  “Anteriormente, cuando no había ningún tipo de limitante con el tema del uso de la cancha, la Universidad se manejaba con más amplitud y era prioritario lo que el estudiante universitario quería hacer bajo sus propias iniciativas, ahora, tomando en cuenta las nuevas prioridades a partir de los convenios que se han hecho con la Academia Sema Velásquez, considero que el estudiante está atravesando un problema de convivencia por una mala organización, no está dejando claro con cuanta prioridad se le puede prestar los espacios y mucho menos si realmente demanda el uso de la cancha”.

Los jugadores del Torneo Interno presentaron su descontento en las redes sociales por motivos de la jornada suspendida para el “mantenimiento del césped”, en su lugar, la cancha fue alquilada por un equipo foráneo y los ucabistas conscientes de esto se sublevaron y protestaron de forma directa contra las autoridades presentes el convenio: la Universidad y la Academia.

El consejero principal de extensión, Vásquez, considera que se debe organizar la dirección de deportes, aclarar a los estudiantes los horarios y hacer pública las jurisdicciones de la academia sobre los espacios deportivos. Entre las soluciones, opina que dicho departamento deportivo debe tener un poquito más de tacto a la hora de lidiar con la organización de los deportes universitarios, por lo menos, en el caso del fútbol. “A la dirección de deportes le pido, o sería el ideal que tomara posturas no tan parcializadas y así no genere polémica por las decisiones, esto, porque a veces pareciera que se toman por tomarse, y que tome una posición institucional que genere soluciones a todos los deportistas y a todos los ucabistas que hacemos vida en el deporte”

Fuente: Twitter Anibal Pérez
Fuente: Twitter Anibal Pérez
Advertisements
Un convenio deportivo y polémico

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s