Andrés Camacaro: entre cámaras y motos

Egledys Betancourt, Gloria Luzardo, Maricecilia Tineo

Andrés Camacaro, mentor para los estudiantes de Comunicación Social en la Universidad Católica Andrés Bello sede Guayana (UCAB), operador de sonido, padre y esposo. Larense de nacimiento y guayanés de corazón, nos contó sobre lo que hay detrás de las cámaras de su vida.

IMG_2489
Andrés Camacaro en su espacio de trabajo Foto: Gloria Luzardo

El 27 de junio no solo se celebra el Día del Periodista, sino también el nacimiento de este carismático hombre de 42 años de edad.  Se vino de Lara a Puerto Ordaz por primera vez cuando tenía dos años de edad, su padre había sido contratado por Sidor y ese fue el motivo del cambio de residencia temporal. A los cuatros años regresa a su tierra natal y desde entonces vivió un año allá y otro en Puerto Ordaz, fortaleciendo así el amor por estos dos territorios.

Desde pequeño siempre fue muy travieso, por lo que sus padres decidieron enviarlo a estudiar el bachillerato a un liceo militar en Puerto Píritu. Allí se dio cuenta que la vida militar no era para él, por lo que al finalizar cuarto año se devolvió a Puerto Ordaz para culminar sus estudios en el colegio Cimos.

Dos pasiones

Su amor por la locución y las cámaras viene desde que estaba muy niño. Solía imitar a Waldemaro Martínez y su juego favorito era ser animador en la sala de su casa. A los 16 años cumplió sus sueños y trabajó por primera vez en la radio, junto a un amigo, en un programa de música llanera, a pesar de que en ese momento el rock era lo suyo.

La atracción por las cámaras se complementa con los deportes extremos, los practica, fotografía y documenta. Hasta los 17 años practicó el bicicross, luego empezó a hacer canotaje y conoció Venezuela en moto, aunque actualmente esto pasó a ser solo un hobby.

Viajó hasta Caracas para estudiar locución, pero terminó estudiando sonido en la Universidad Central de Venezuela, por cuestiones de la vida. Al culminar sus estudios universitarios se devolvió a Puerto Ordaz a desarrollar su pasión con cables, micrófonos y cámaras en las calles de la ciudad de la mano del canal regional Tv Guayana.

Otro rumbo

En 2009 una llamada cambió el rumbo de su vida laboral. Robinson Lizano, periodista, profesor y amigo de Camacaro, le  comenta que están buscando operadores de audio en La UCAB Guayana, donde actualmente trabaja.

Sus conocimientos empíricos en el mundo audiovisual los comparte día a día con los estudiantes, quienes lo aprecian no solo como un guía, sino como un amigo. “Mientras los muchachos están estudiando es mejor enseñarle lo que sabes y no decirle lo que está mal” comenta Camacaro.

No solo  labora en la Escuela de Comunicación Social de la UCAB, también realiza trabajos extras en las otras escuelas donde ejerce lo que más le gusta hacer: Operar el audio y brindarles todos sus conocimientos a los alumnos.

El fruto de 15 años de matrimonio con  Aurismar son dos niños: Oriana Valentina y Andrés Eloy, de 11 y siete años de edad respectivamente. A pesar de “ser un padre dictatorial”, como el mismo se califica, sus hijos son muy apegados a él y la paternidad representa una bendición de Dios en su vida, al igual que su esposa.

Todos lo conocen como una persona echadora de broma, extrovertido, amigable, comprometido con su profesión y dispuesto siempre a ayudar a todo aquel que lo necesite. Aunque preferiría seguir trabajando en las calles, valora mucho la calma y armonía de su trabajo en la universidad.

Advertisements
Andrés Camacaro: entre cámaras y motos

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s