Morela Moreno: enfermera, pastelera y economista


María Caterina Bruciapaglia
Jesús Romero

IMG-20151201-WA0000
Morela Moreno en su espacio de trabajo. Fotografía: Ma. Caterina Bruciapaglia

En nuestra universidad, todo estudiante ha comido y bebido en alguno de estos cafetines en algún momento de su vida universitaria.  Los visitantes se ven obligados a pasarles por sus adyacencias si quieren llegar a algún modulo u escuela. Estamos hablando de Mawida’s y de Café Graciel, dos establecimientos de comida dirigidos por la Sra. Morela Moreno, licenciada en Enfermería que ahora se dedica a tiempo completo a sus empresas familiares.

Es un viernes por la tarde, la jornada laboral concluye. La Sra. Morela, como muchos la conocen, está sentada en su oficina, un pequeño cuarto cerca de los baños de la casa del estudiante, que también sirve como depósito. Ella nos hace ademán de entrar y nos ofrece puesto para poder conversar con ella.

La primera pregunta fue como empezó todo esto de los cafetines, como llegó aquí. Ella reclina un poco la silla, “Todo comenzó cuando me vine de Caracas y luego comencé a trabajar como enfermera aquí en la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB). Yo soy licenciada en Enfermería, es lo que me apasiona” responde.  Agrega además de que antes de entrar en la Ucab trabajó en el Hospital de Clínicas Caroní, en el área de Terapia Intensiva hasta el año 2001-2002, cuando le recomendaron el puesto de enfermera en nuestra universidad y donde ejerció el cargo por nueve o diez años.

También le preguntamos por qué propio escogió montar un cafetín y no otra actividad, quizás más cercana a su área de experticia, a lo que ella sonrió con alegría antes de responder: “Mi esposo es pastelero y de ahí me creé la expectativa de fundar una empresa de esa naturaleza”. Nos explica que él ejercía en Caracas, pero lo trasladan a Guayana para que trabaje con Friosa y con el hipermercado KOMA. Existió también un trabajo previo a la apertura de los cafetines, porque Moreno desde la enfermería vendía, bajo encargo, productos de esta rama al personal docente y administrativo, lo que le ayudó a formarse un nombre y una reputación.

Mawida’s

Mawidas nació como un programa ecológico impulsado por los estudiantes de Relaciones Industriales, pero que no tuvo mucho éxito; fue entonces cuando Moreno decidió que podía tomar el espacio para fundar su negocio. Así fue como decidió redactar una carta a  Costanza Verolini, Directora de finanzas de aquel tiempo, pidiendo aprobación; esta no solo le dio luz verde, le insistió a pensar en grande, que pasara una carta a Caracas. “Ya van para diez años desde que tomé Mawida’s y la fundé como mi empresa- explica Moreno- pero mantuve el nombre a petición de la señora Costanza”.

Café Graciel

Este establecimiento nace, citando a Morela, “como fruto de mi buen trabajo”. Después de conversar con la ingeniera encargada de la planificación de la casa del estudiante, esta le pidió que pasara otro escrito a Caracas, para que asumiera la gestión del futuro nuevo cafetín. Este documento también pasó por mano de Verolini quien estaba contenta con la buena gestión de Moreno. “Ahora atiendo Graciel con mi marido, que quedó desempleado después de las expropiaciones de las empresas para las que trabajó”, concluyó con un toqué de tristeza.

El presente

Al preguntarle qué ha sido lo más duro, nos respondió rápidamente: la situación del país. “No se consigue materia prima, todos los días los precios cambian – explica-  Me esfuerzo para aplicar el área de salud en la comida y ahora también me desempeño como economista. Estoy tratando de no incrementar los precios, pero hay momentos donde esto se escapa de mis manos”, finaliza.

El futuro

Al preguntarle qué se plantean para el futuro ella responde que abrir una panadería o una distribuidora (porque ellos hornean todo lo que nosotros consumimos). “El sueño es de crecer, y no solo económicamente, también es importante alcanzar la felicidad, porque recordemos que el dinero no lo es todo –agrega-. Esperemos que todo cambie, con el favor de Dios, y tenemos la fe, de que va a ser así”.

Esta entrevista sí cumple con lo solicitado, pero sugiero revisar las tildes de los tiempos pasados, sobre todo, además de las normas de puntuación para usar correctamente las comas y los puntos y seguidos y punto  final.

Advertisements
Morela Moreno: enfermera, pastelera y economista

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s