Taxi a mediodía: la epopeya

Jesús Romero y Ma. Caterina Bruciapaglia

IMG-20151207-WA0023
Todos somos iguales cuando esperamos un taxi. Fotografía: Jesús Romero

El transporte público en Guayana es terrible, por suerte, la Universidad Católica Andrés Bello (Ucab) tiene su propia línea de taxis interna. Se trata de una cooperativa con unos ocho autos que, a precios asequibles (o por lo menos, mucho más baratos que en la calle) prestan el servicio de traslado a los estudiantes. Los taxistas de la universidad garantizan seguridad; una característica que el “pirata” no siempre cumple

El inconveniente comienza con las horas pico, ¿qué pasa cuando es mediodía o son las seis de la tarde? Pues, te toca vivir una espera poco amigable.  A las 11:30 de la mañana nos planteamos la misión de llegar a nuestras casas antes de la una de la tarde, usando el servicio de taxi ucabista; como nos acercamos temprano, pensamos que no esperaríamos mucho tiempo, ¡qué equivocados estábamos! Con un calor atorrante, de esos que hacen sudar con solo asomarse, empezamos el cometido.

Con 14 personas por delante, solo toca tener paciencia, pero no todo es gris, por carro pueden subir cuatro personas con destinos diferentes (imitando los “carros por puesto” maracuchos), haciendo que la fila sea un poco más llevadera, pero… ciertas condiciones aplican. Ser el último de la fila o el del medio es algo subjetivo; la suerte puede tocar y que el taxista se dirija exactamente a donde tú vas, evitando la espera y el inclemente sol.

Esta no fue nuestra suerte; el conductor de una Toyota Terios plateada baja de su vehículo, mientras recibe a los siguientes pasajeros, espera un momento y solo pregunta: “¿Alguien va Alta Vista?” y un muchacho con un suéter negro contestó que sí, a él le faltaban unas ocho personas.

A la espera

Las miradas no dejan de apuntar al cruce de biblioteca, siempre expectantes a los carros, ya muchos los reconocen fácilmente y sonríen al verlos cruzar a la izquierda. Entre un repetido “¿quién es el último?” y otro, los minutos pasan entre conversaciones similares: algunos hablan sobre las vacaciones, otros sobre los quehaceres universitarios y varios dicen casi al unísono “me quiero ir”. A las 12:15 ya sabíamos que no cumpliríamos la misión, ¡pero qué más da!, no hay otra opción. Dos autos llegan uno detrás del otro, eso supuso un gran avance, pero el final de esta aventura está lejos todavía.

Karen Natera estudia Contabilidad, ella pasa por el viacrucis transportista todos los días, pero no parece quejarse; ella no desea cambiarle nada al servicio; considera que es eficiente y que cumple sus expectativas, asegura que lo más que ha esperado es una hora. Y es que el servicio es bueno, pero queda corto, es difícil cubrir la demanda.

Entre taxi y taxi, la brecha de espera parecía ser más larga. Claro, y es que en pleno mediodía el tráfico suele ser una calamidad, pero algunos estudiantes no creen que sea solo el tráfico. Allan Odreman cursa Comunicación Social y asegura que varios taxistas toman esa hora tan crucial para irse a almorzar.

 

Iniquidad

Algo que es bastante injusto es que dependiendo del destino es posible que rechacen la carrera, las personas que viven en Paratepuy, Cierra Parima y zonas aledañas suelen ser dejados a un lado, por comodidad del conductor.

A la una la tarde ya se casi todos han sido atendidos, dos carros y ya estaríamos dentro. La meta está cerca. Aprovechando la sombra del pequeño árbol que se asoma más allá del pasamanos, concluimos que el servicio es lento, no cubre la demanda de estudiantes; además mantener un carro rodando siempre se traduce en unidades dañadas y los repuestos no son baratos, si se consiguen. ¿Las quejas? Muchas. ‘¿Las soluciones? prestarle más atención porque si bien se trata de una línea que está dentro de la Ucab, es vista como algo ajena a ella.

Solo aconsejo revisar el dinamismo de las oraciones, que sean cortas, no subordinadas. También deben prestar atención a las tildes, omitieron varias y eso les resta puntos. Por otro lado, chequear las normas para citar y para escribir sobre números, en el manual está toda la información que necesitan.

 

Advertisements
Taxi a mediodía: la epopeya

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s