Noche de asalto


Ana Paula Araya y Anny Gurrionero

Vivir en Ciudad Guayana significa vivir en la tercera ciudad más violenta e insegura del país. Así que, no es de extrañar que los límites para cometer asaltos sobrepasen la imaginación de cualquiera. Se han reportado robos en supermercados, hospitales, hoteles, centros comerciales y, ahora con más frecuencia, en centros educativos.FullSizeRender

Las universidades públicas suelen considerarse las mayores afectadas por la ola de inseguridad que azota al país. Sin embargo, los estudiantes de la Universidad Católica Andrés Bello, entidad privada, comprobaron recientemente que contar con un servicio de seguridad no garantiza estar a salvo de la delincuencia.

Es jueves, 3 de diciembre del 2015. Falta, más o menos, media hora para que sean las 8:00 pm y una cantidad regular de alumnos ve sus clases cotidianas de Idiomas, que suelen empezar a las 6:00 pm en las aulas del edificio de Postgrado dos. Como cualquier otro día, una de las estudiantes sale del salón para tomar un poco de agua en el piso de arriba y luego de hidratarse se dirige a las escaleras de regreso al aula, cuando, de pronto, la intercepta un delincuente armado.

La angustia la posee en estemomento, tiene un arma de fuego que apunta a su cabeza y que la obliga a mantenerse callada. Baja las escaleras junto al antisocial y, al llegar al salón, el nerviosismo es un sentimiento colectivo. La escena se repite simultáneamente en distintos salones, pero la situación no les permite a las víctimas determinar el número de asaltantes, sin embargo, todos están de acuerdo en que fueron, al menos, ocho hombres; los testigos señalan que había dos o tres delincuentes por cada salón.

Con la precisión y eficiencia de un crimen bien planeado, los antisociales roban todo lo que pueden. Teléfonos, laptops y carteras son las principales cosas robadas a las personas que se encontraban en el edificio de Postgrado 2. Valiéndose de armas de fuego, amedrentanfácilmente a todos los presentes y consiguen, sin la menor dificultad, arrebatar las pertenencias de las víctimas. Todo esto ocurrió con los vigilantes en la entrada del edificio.

El robo no duró más de 20 minutos y la pesadilla llega a su fin cuando, después de asegurarse de tomar hasta el último objeto de valor, los delincuentes escapan del recinto.

Hay cierta discrepancia sobre cómo lograron entrar los anti-sociales a la universidad.. De acuerdo con varios testigos, la entrada principal de la UCAB está resguardada y no se puede acceder a menos que se obtenga un pase vehicular, pero no descartan la posibilidad de la entrada peatonal. Es imposible que accedieran a través del portón del Colegio Loyola porque se encontraba cerrado durante esa hora.

Según un testigo “al menos uno de los delincuentes escapó a pie y trepó por una de las cercas del Colegio Loyola”. Se presume que la mayoría de los antisociales escaparon a través del área de preescolar. Para ello, debieron salir de Postgrado 2, atravesar el Colegio Loyola y, al final de ese corredor, se dice que llegaron a unas cercas que se encuentran en mal estado y sin iluminación, por donde, finalmente, pudieron escapar.

Al terminar el robo, los afectados salen del edificio y su primera acción es recriminar a la seguridad de la UCAB su falta de capacidad para prevenir o resolver la situación. Se contactó rápidamente a la policía, acudióla patrulla número 306 en pocos minutos. Sin embargo, no haymucho que se pueda hacer, se toman declaraciones de los afectados, pero ninguno siente confianza en que se pueda arrestar a los ladrones y recuperen sus pertenencias.

Según Julio Temprano, encargado del área de Servicios Generales de la UCAB, “Los estudiantes pueden contribuir a la seguridad en el recinto siguiendo las normas y manteniendo sus papeles y permisos vigentes, además de reportar cualquier actividad que consideren extraña o sospechosa pues, aunque sean falsas alarmas, se podrían prevenir situaciones más extremas”.

A pesar de que se han hecho reuniones para determinar nuevos mecanismo de prevención y de seguridad, este episodio ha dejado gran disgusto a los estudiantes. Para éstas personas, la UCAB se ha convertido en otro lugar de Venezuela donde no se puede estar seguro.

Advertisements
Noche de asalto

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s