Bruja y ucabista

Egledys Betancourt, Gloria Luzardo y Maricecilia Tineo

Un tabaco, unas cartas y muchos santos fueron los primeros juguetes de Andrea, hija de padre espiritista y santero, tercera de cuatro hermanos y conocedora nata del mundo del ocultismo.

Solo el que creció con esto sabe lo que es de verdad la brujería”, puntualizó Andrea, mientras observaba la mano de la persona con la que conversaba. Sabe perfectamente el arte de la quiromancia.

Se preparaba para ir a la universidad un día normal como siempre, la vibra esa mañana era distinta, había una energía pesada y el viento no entraba por las ventanas, algo pasaba, 23 años con un padre, abuela y tías dedicadas a la hechicería no podían fallar. Todos llevan en su sangre ese don.

Un plato blanco con un tenedor y cuchillo colocados en cruz en la puerta de su casa reposaban desde la noche anterior. Alguien quería que ella, sus padres y hermanos pasaran hambre pero, no solo era aquel plato, también unos muñecos, unas colillas de tabaco y pañuelos negros reposaban en el techo de su hogar para impedir que la tranquilidad de la casa continuara. De inmediato supo que le estaban haciendo brujería.

Familia de hechiceros

En San Félix específicamente en los Sabanales, junto al cruce de la 45, vive la señora Gledys Córdova, mejor conocida como la Negra Betancourt, espiritista y hechicera reconocida a nivel regional y nacional. Esta es la abuela de Andrea.

La necesidad la condujo a irse por un mundo al que nunca pensó que podría llegar. Su madre era evangélica y siempre le inculcó la creencia en Dios por sobre todas las cosas. Un día luego de lavar hasta la noche en el río, la Negra llegó a casa estropeada y sin nada de dinero para darle de comer a sus hijos, para su sorpresa en la puerta estaban dos mujeres preguntando por alguien que supiera leer el tabaco. Gledys quiso engatusarlas, las envió a comprar los tabacos y con todo el nerviosismo del mundo y sin saber absolutamente nada de la brujería comenzó a fumárselos. Su vida quedó marcada a partir de ese momento.

ORACION A LAS TRES POTENCIAS PARA ABRIR CAMINOS Y DESENVOLVIMIENTO ECONÓMICO
Negro Felipe, Maria Lionza y el Indio Guaicaipuro. Las Tres Grandes Potencias de la brujería Venezolana.

Palabras incontroladas salían de su boca, ¡era mágico! De un momento a otro un poder sobrenatural hacia que les dijera a esas mujeres todo lo que les ocurría, desde entonces se ha dedicado en cuerpo y alma a la brujería y con eso sacó adelante a sus nueve hijos. Hoy en día se cumplen 49 años ejerciendo esta profesión. Nunca estudió, nunca hizo algún curso de brujería, nunca aprendió de nadie, lo de ella fue de la noche a la mañana, era magia.

Un cuartito en al lado de su recamara, dentro de su casa, es su lugar de trabajo. Desde afuera pega el olor a tabaco y esencias, olor que también lleva impregnado en su ropa. Al entrar al pequeño lugar está un altar inmenso con muchos santos, entre ellos: María Lionza, El Negro Felipe y el Cacique Guaicaipuro, las tres grandes potencias de la brujería venezolana.

Entre libros y tabacos

SANTARIA
Bruja fumando el tabaco

Puf, puf, puf, era el sonido que producía Andrea al fumar un tabaco. Simplemente se sienta en una silla de plástico, abre sus piernas, se enrolla su vestido floreado de colores, fuma un tabaco mientras escupe cada minuto en un pote que tiene entre las piernas. El suelo está repleto de cera de velas gastadas, muchos frascos llenos de baños y un montón de ramas. Solo deja que las velas de los santos iluminen el lugar, aquello es oscuro y para muchos tenebroso.

Andrea pone en práctica sus conocimientos del ocultismo en amores, amigos y hasta profesores, nadie se escapa de una fumada de tabaco o una echada de cartas, aunque su mamá no está en todo de acuerdo. “A mi mamá no le gusta esto, le tiene miedo y prefiere mantenerse alejada pero, le toca aceptarlo, esto yo lo heredé”, recalcó Andrea.

Desde que está en el mundo de la hechicería ha tenido que dividir el tiempo entre sus estudios y su trabajo, no quiere dejar ninguna de las dos. Sus tradiciones le generan ingresos y estabilidad espiritual, mientras su carrera es su proyección a futuro.

“El hombre o la mujer que consulten espíritus de muertos o se entreguen a la adivinación, han de morir; serán apedreados, y su sangre caerá sobre ellos”. Es la mención que hace Ricardo Sánchez, cristiano evangélico, sobre el versículo de Levítico 30:27 de la Biblia, pero, aunque el libro más antiguo de todos los tiempos se afinque en condenar estos hechos, las creencias de muchos por la brujería sobrepasan el libro sagrado.

Numerosas veces con velones, con estampillas, con esencias o simplemente con una luna llena pero nunca sin la compañía de los santos mayores. Solo existen tres tipos de rituales: Trabajos de amor que amansan, endulzan, alejan y separan; trabajos para la prosperidad, despojos para quitar hechizos y los trabajos para conseguir buena suerte o empleo; y los trabajos negros, los utilizados para hacer daño, matar, enfermar o volver loco.

Andrea aprendió todo eso de su padre y abuela desde entonces lo pone en práctica con cualquiera que quiera chequearse. Con la brujería hay que tener mucho cuidado no cualquiera puede hacer esto”, señalaba con el dedo índice mientras hablaba.

Gledys y Andrea son unos de las pocas personas que han sido marcados por el sello de la brujería, algunos lo heredaron, otros lo estudiaron, pero todos han sido testigos de que el poder del ocultismo sobrepasa las fronteras. Muchas veces a plena luz del día, otras en la oscuridad total, vestidos de blanco o desnudos, en los cementerios o en las casas, fumando un tabaco o leyendo una vela, pero siempre guiados por los santos y por el poder de las Tres Potencias. La brujería ha transcendido generaciones y se ha metido en la sociedad como parte de un nuevo dogma cultural que excede los límites de lo que antes se hacía en un cuarto de trabajo, con el cliente y los santos.

Escucha a Andrea hablando de la brujería dando clic aquí.

Advertisements
Bruja y ucabista

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s