15 años de formación estudiantil

DSCF6445-min.JPG
Foto: Yossimar Rodríguez

Por Yossimar Rodríguez y José Guzmán

Un reto y una oportunidad. Así, la profesora de la Universidad Católica Andrés Bello (Ucab) núcleo Guayana, la doctora Ana María Quintero, define su guía a los estudiantes en el último tramo de la vida universitaria. Desde hace más de una década, es la coordinadora de Trabajos de Grado de la Católica. Se caracteriza a sí misma como organizada y estructurada, tanto como profesional, como docente.

Para la profesora, un ucabista es “una persona que trabaja de manera integral con el contexto de la ciudad, que reconoce que tiene un gran aporte para dar a la sociedad”. Ella, se siente apegada a los principios ignacianos de la Universidad, a pesar de haber hecho una maestría en la Universidad de Colorado, en tierra estadounidense, y un doctorado en Formación, Empleo y Desarrollo en la Universidad de La Laguna, en España.

En su trabajo como coordinadora desde la primera cohorte de Comunicación Social, Quintero ha recogido algunos consejos de oro.

La fórmula perfecta para una tesis, de acuerdo a la doctora, es tener un problema. “Hay que partir de una necesidad, y entender que lo que vas a hacer es un aporte real para un público determinado, no todo el mundo ve las mismas necesidades, si tú estás motivado y seguro de lo que estás haciendo, puedes convencer a cualquiera de que vea eso que los demás no ven”.

Sobre lo que los estudiantes no entienden de la realización del trabajo final, la profesora explica que la idea no es hacerlo por hacerlo, tiene que generar un valor agregado.

Pensum impuesto

Todos esos valiosos consejos para el trabajo de grado, están a punto de perder vigencia. Ahora, en el nuevo pensum de concentraciones, las tesis no están presentes; se habla de trabajos finales de concentración.

Este plan de estudio, de acuerdo a la profesora, surge a partir de unos trabajos de grado que “mandaron a hacer a estudiantes de pregrado de la Ucab Caracas sobre las necesidades de la demanda laboral.”

La coordinadora, nunca fue notificada o avisada del cambio. “Eso fue como una caja negra en Caracas”.

La llegada de las concentraciones, según Quintero, fue impuesta, “no hubo mucha participación, más allá de validación de materias”. A pesar de esto, la doctora aún está de acuerdo con algo, y es que “no tiene sentido ver un trabajo de grado en donde tengas 50 páginas entre los capítulos y 10 páginas de reportaje”. En cambio, el trabajo final de grado, busca aplicabilidad más práctica; en palabras de la coordinadora, es “demuéstrame que sabes”.

Con este nuevo pensum, el destino dentro de la institución de quien ha desempeñado su cargo desde hace una década y media, es desconocido. “Originalmente yo solicité trabajar en concentración (entre risas) esto es como una confesión. Sin embargo, la escuela me informó que tenían otra propuesta y que iban a otorgar las horas de concentración a otra persona, pero cuando vino el momento crucial, me pidieron que asumiera y viera cómo se iba a evaluar, cómo se formarían los trabajos, qué van a hacer… entonces, yo terminé diseñando toda la propuesta”.

Pero ahora, ya que todo el modelo está establecido y en dos años terminará el proceso de tesis para los estudiantes regulares y derogados del pensum antiguo, Quintero desconoce cuál será su puesto. Admite, que le gustaría dedicarse a la investigación, en la universidad o fuera de ella. “Tengo 15 años ayudando a investigar, y ahora yo quiero investigar y tener el tiempo para producir y publicar”.

 

Advertisements
15 años de formación estudiantil

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s