Un Día de Cine

Desde sus inicios, la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB) ha sido ejemplo de responsabilidad social con los sectores más necesitados del país tanto a nivel local como regional. Mediante la Extensión Social Universitaria, se crea una alianza entre la universidad y la comunidad con la finalidad de promover la interacción de las universidades dentro de las comunidades identificando los problemas y demandas de estas, todo esto  mediante el impulso de voluntariados, entre los que se encuentra la organización estudiantil Un Día de Cine.

udc
Convocatoria de voluntarios. Foto tomada de la página de Facebook de Un Día de Cine

Un día de cine es un voluntariado que inició en el año 2012 como iniciativa de estudiantes de la UCAB Guayana hasta el año 2015, beneficiando en sus 4 ediciones a 1550 niños de 35 comunidades diferentes. Su objetivo principal es motivar a los niños de escasos recursos en la región, brindándoles la oportunidad de vivir un día diferente en su realidad mientras fomenta en ellos la autosuperación.

 

Para esto, los voluntarios organizaban una mañana llena de actividades recreativas, orientadas al área educativa, creativa, deportiva y artística todo esto realizado en las instalaciones del campus universitario. Al final la jornada concluía con la proyección película en una sala de cine.

Además de incentivar el voluntariado universitario, la actividad dio pie para que diferentes personalidades reconocidas de la zona dieran su aporte, entre ellos el Mago Junior, el Mago Neo, agrupaciones de la universidad como Paralelo 8 inclusive llegaron a participar algunos jugadores del equipo de fútbol regional Mineros de Guayana quienes firmaron las camisas de los pequeños y jugaron un rato con ellos.

Primeros pasos

Toda esta idea nace de Carlos Carli, ucabista graduado de la escuela de Administración y Contaduría, quien funda Un Día de Cine por “la necesidad de querer darle a los niños una oportunidad de soñar, de salir de la realidad agobiante por lo menos por un día”. Carli tuvo una infancia con muchas posibilidades, con acceso a diversión, comida en la nevera, una familia apoyándolo, ropa, calzado y juguetes nuevos cada navidad, una buena educación, se podría decir que tuvo una vida cómoda.

En sus comienzos el propósito era llevar a los niños más vulnerables de la región a disfrutar por primera vez del cine, sin embargo, los jóvenes ucabistas voluntarios decidieron cambiar el rumbo de una mejor manera. Los niños eran llevados a la sede de la UCAB, la cual se ambientaba como una gran fiesta infantil, llena de juegos y charlas recreativas antes de visitar las salas de cine. Luego del evento, se hacían donaciones a las comunidades involucradas en esta actividad.

En su primera edición asistieron 150 niños de cuatro comunidades y la colaboración de 30 voluntarios estudiantes de diferentes carreras de la universidad. Para la segunda edición, aumento a 550 niños y 380 voluntarios; la tercera edición, contó con 450 niños y 350 voluntarios, y para la ultima edición se vieron beneficiados 500 niños gracias a 450 voluntarios.

Voluntarios indirectos

un-dia-de-cine-3
Payasos de Hospital y Staff de un Día de Cine. Foto tomada de la página de Facebook un Día de Cine.

Alejandro Salazar, estudiante de Ingeniería Industrial en la UCAB Guayana, tuvo la oportunidad de participar en la cuarta edición de Un Día de Cine indirectamente. Salazar pertenece a Doctor Yaso “Payasos de Hospital” quienes fueron invitados por el Staff y entre el grupo de payasos se encontraba él.

Para Salazar, fue una experiencia gratificante, “nosotros como payasos de hospital buscamos que los pequeños en situación hospitalaria tengan unos minutos diferentes de su rutina en el hospital. Estos chicos hicieron ese día prácticamente lo mismo con niños de comunidades desfavorecidas de la zona y les dieron algo único, les dieron una enorme fiesta, una película en las salas de Cines Unidos, les dieron un día para ser lo que realmente son, niños.

Un día de cine, se podría decir que es un incentivo escolar e interactivo en los estudiantes de colegios públicos. Los niños que participan en la actividad la ven como un reforzamiento positivo, un premio que se ganan por su esfuerzo, por ir todos los días al colegio y por buen comportamiento.

Por su parte, en los estudiantes que participaron en el voluntariado realza y promueve valores tales como humildad, comprensión, respeto, altruismo, sensibilidad y amor por el prójimo.

Querer es poder

Kelly Tovar, ex estudiante de la UCAB fue voluntaria en su tercera edición, para ella “fue una experiencia muy positiva para todos los niños, muchos salen de situaciones difíciles y son pocos los que trabajan, por así decirlo, en sus metas y sueños.” Kelly ese día realizó el recorrido por la universidad con ellos, “en sus caras se podía ver la esperanza de creer en lo posible”.

un-dia-de-cine-2
Entradas que eran vendidas para pagar algunos gastos de la actividad. Foto tomada de página de de Facebook de Un Día de Cine.

Expresa que es un hecho lamentable que no continúe la actividad ya que siente que es necesaria para realzar los valores y el significado de ser ucabista. El estar en contacto con los niños, hacerlos sentir cómodos ya que “muchos están con recelo al comienzo”, animarlos para que sigan estudiando y puedan llegar a la universidad es algo que se necesita en la sociedad actual.

Las dificultades económicas por las que atraviesa el país nos afectan a todos, en especial a los más vulnerables, los niños. Actividades como Un Día de Cine cuentan con el respaldo de una gran cantidad de voluntarios, en su mayoría jóvenes universitarios con muchas ganas de continuar el proyecto.

Solo hace falta poner un granito de arena para que siga creciendo, tal vez no con la misma cantidad de niños involucrados, sin embargo, la participación en voluntariados por parte de los universitarios ayuda a reforzar aptitudes y sentir humanitario que en estos tiempos tan difíciles se sienten perdidos. Así que, ¿por qué no continuar con Un Día de Cine? Al final de cuentas lo que impulsa es querer darles a los pequeños de Ciudad Guayana un día que no han tenido jamás en su vida por las circunstancias en las que viven.

Video de Un Día de Cine, extraído de Youtube

Un Día de Cine

Bate, pelota y play

Daniel Arismendi y Amilcar Peraza

fb_img_1481042987452
Ucabistas se reúnen en instalaciones de béisbol 

Expresar la palabra “deporte” en Venezuela, implica referirse a una disciplina exacta, en la cual, solo se necesitan entre algunos instrumentos: un bate, un guante, una gorra/casco y la pasión por el juego. En un continente meramente dominado por el fútbol y el baloncesto, la tierra libertada por Simón Bolívar supo destacarse en el béisbol.

Partiendo de esa corta pero muy acertada premisa, la Ucab Guayana –como todas las universidades– es un lugar muy asiduo al deporte. El territorio ucabista se ha convertido en una cuna de ostentosos deportistas. Aunque, no está demás mencionar que el éxito pasa por la constancia y disciplina que los atletas tienen desde que inician sus estudios.

El beisbol es un deporte infravalorado entre la comunidad ucabista, pero los integrantes del equipo siguen poniéndole un mundo para sacar adelante esta disciplina tan importante en Venezuela y Ciudad Guayana. Alberto Acevedo, shortstop de Astros Ucab, afirma “es una lástima que no tengamos tanto apoyo de los estudiantes, tenemos un buen equipo y en las competencias siempre dejamos en alto el nombre de la universidad”, agregó Acevedo.

Fomentando el deporte

Astros Ucab fue fundado el 20 de febrero del año 2008 y se encarga de utilizar el tiempo libre en una sana actividad organizada para que los jóvenes aprendan que, con la práctica repetida y constante de un deporte, se mejora el rendimiento físico y mental, se producen logros y se alcanzan metas.

Se trata de un grupo de personas unidas por una misma causa: ayudar. La existencia de este conjunto de promotores deportivos se vuelve fundamental a la hora de incentivar el béisbol universitario, logrando que, jóvenes de todas las clases sociales se incorporen a jugar de manera organizada. Los factores económicos no son un problema para los representantes, los estudiantes solo necesitan las ganas para poder incorporarse a algún entrenamiento.

Benjamín Álvarez, el asistente técnico de Astros Ucab, explica que aunque están abiertos al aporte de la empresa privada, la mayoría de los recursos para mantener el funcionamiento de los equipos proviene de los integrantes del equipo ya que la universidad tan solo otorga las instalaciones. “El dinero que recaudan jugadores se utiliza para el pago de entrenadores, uniformes, material deportivo y campos de juego”, subraya Álvarez. En los casos de muchachos de bajos recursos se les ofrece planes de becas.

En la Ucab, por ejemplo, hay una liga de beisbol interno en la que los estudiantes forman su propio equipo y cada fin de semana disputan el partido correspondiente a la jornada. Una vez terminada la temporada, los cinco mejores equipos juegan en la post-temporada un round robin y  los dos mejores equipo disputan la final al mejor de cinco juegos y de allí sale el campeón de liga interna de beisbol de la Universidad Católica Andrés Bello, extensión Guyana.

El futuro venezolano

El dirigente Orlando Becerra, encargado del beisbol en la Ucab, declaró que más allá de formar beisbolistas, buscan constituir jóvenes ejemplares, quienes, en conjunto con sus habilidades deportivas, se convertirán en el futuro de Venezuela.

“El jugar béisbol es solo la parte recreacional de los que pertenecen a esta institución. Aquí no solo se juega pelota, ya que les enseñamos a estos muchachos una buena educación, porque ellos serán los hombres que llevarán sobre sus hombros a esta nación en un futuro muy cercano”, acotó Becerra.

Y es que desde que se inauguró este deporte, la institución ha hecho posible que estudiantes de todas las clases sociales se incorporen a jugar béisbol de manera organizada.

El caso de Cristóbal Colón, un expelotero profesional, quien jugó con Tiburones de La Guaira en la Liga Venezolana de Béisbol Profesional (Lvbp) y también con los Rangers de Texas en la Major League Baseball (Mlb). “Comencé a jugar béisbol desde los cinco años. Jugué con el equipo de la universidad. Desde pequeño tenía la ilusión de llegar a ser un pelotero profesional y lo logré. Los muchachos demuestran mucho respeto y admiración por los peloteros profesionales cuando les llevamos las clínicas de béisbol. Muchas veces llegamos a las personas de bajos recursos y la respuesta es increíble”.

Entre los principales impulsadores de este deporte se encuentra la gente de Tribuna Ucabista que se ha encargado a lo largo de estos años de cubrir esta fuente y de mantener informado a los ucabistas sobre  el deporte universitario.

Ver video referencial aquí

Bate, pelota y play

Seguridad Ucabista

Rosanny Mattey, Adriana Rivero y Hugo Maestre

Ciudad Guayana actualmente ocupa el onceavo puesto entre las ciudades más peligrosas del mundo. Por seis años consecutivos está urbe ha estado entre los primeros veinte puestos según el informe anual del Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y Justicia Penal (CCSPJP).

En consecuencia del alto índice de criminalidad, el robo es uno de los delitos que ha ido en aumento. Ningún espacio público o privado está exento a ser violentado por el hampa. Hospitales, clínicas, escuelas y universidades han sido víctimas frecuentes de los dueños de lo ajeno.

La Universidad Católica Andrés Bello, extensión Guayana (UCAB- Guayana) se ha caracterizado por ser un espacio abierto para toda la comunidad. Sus estudiantes, profesores, empleados y todos los que quisieran participar activamente dentro de la UCAB, tenían siempre un sí por parte de las autoridades para poder utilizar todas las

img_20161205_103947
Cartel de seguridad en la UCAB Guayana por, Adriana Rivero

instalaciones.

Desde el año 2012 esto ha cambiado un poco, la universidad ha sido objeto de múltiples robos que ha encendido las alertas a todos los que hacen vida allí y ha supuesto un cambio dentro de la seguridad interna.

Las autoridades han tomado cartas en el asunto, contratando a todo un cuerpo de seguridad para poder controlar o prevenir cualquier hecho violento y resguardar a toda la comunidad ucabista de los aconteceres diarios de inseguridad.

El uso visible del carnet y la elaboración de los pases con la matrícula de cada carro que entraba a la UCAB fueron las primeras medidas tomadas para regular las visitas a las instalaciones de la universidad.

Progresivamente se han implementado medidas que han generado controversia entre los alumnos, unos están de acuerdo y otros no.

Siete días de vigilancia                                               

Las autoridades de la UCAB han buscado la forma de ofrecer mejores servicios de seguridad desde los hechos violentos. Desde 2012 se ha visto el cambio frecuente de empresas de seguridad  tratando de conseguir la mejor que se adapte a las necesidades de la universidad.

Los cambios han sido siempre en busca de mejoras. A inicios de 2016 la seguridad se ha visto reforzada y a pesar de que aún los robos persisten se ha visto un aumento significativo de control en todas las instalaciones.

Iván Salazar, jefe de seguridad de  la UCAB, comenta que cuenta con un personal capacitado para controlar las áreas de la casa de estudio y que poco a poco se han visto los frutos de esta labor. También expresa que la mayoría de sus trabajadores cuenta con una

entrada-ucab-por-adriana-rivero
Entrada peatonal de la UCAB Guayana por: Adriana Rivero

profesión y que a la hora de postularse pide como requisito mínimo ser Técnico Superior Industrial (TSU), aunque esto no es excluyente. Aquellos que no tenga ningún título académico pero que cumplan con otros requisitos como experiencia, buena presencia y responsable reciben un inductivo de quince días antes de comenzar a laborar.

Salazar destaca la buena labor que han estado realizando pero muestra su descontento con algunos estudiantes que no han apoyado lo suficiente a los vigilantes y en algunos casos ha existido maltrato en contra de su personal de seguridad.  Se refirió específicamente al caso ocurrido el pasado 25 de noviembre en la entrada principal de esta institución donde hubo un incidente entre dos alumnos y un vigilante por la negativa de los estudiantes en registrarse para poder acceder a la universidad.

Ideas encontradas

Las nuevas medidas implementadas por parte de la seguridad de la universidad han sido tema de controversia principalmente entre los alumnos que no están de acuerdo con algunos cambios. No poder entrar a las instalaciones sino posee carnet o algún documento que lo identifique y el tener que registrarse continuamente es lo que más causa molestia en la población estudiantil pero como todo en la vida, algunos están de acuerdo y otros no.

“Yo me molestaría si me impidieran el paso a la universidad por un carnet, nada les cuesta a ellos utilizar los radios, informar que voy vía vehícular indicar mi número de cédula para que lo anoten la planilla de registro”. Declaró Yirbelis Sanabria, estudiante de Comunicación Social.

Según el Concejal del Municipio Caroní José Orta y estudiante de la católica hay que aplaudir los esfuerzos realizados por el equipo de seguridad universitaria ya que han podido combatir y reforzar las medidas de seguridad en la universidad, ya que sabe lo difícil que es proteger al estudiantado de la delincuencia debido a la situación país.

El Concejal insta a los estudiantes a reconocer y respetar la labor que realizan los vigilantes ya que no es nada fácil esta labor.

Si bien es cierto que hay choques de opiniones, los estudiantes y la seguridad deben poner de su parte para lograr una relación saludable entre toda la comunidad ucabista.

Seguridad Ucabista

Medios impulsan el triunfo de Trump

 

Alejandra Martínez

Lorein González

La Sala de Usos Múltiples(SUM) de la Universidad Católica Andrés Bello de Ciudad Guayana (Ucab Guayana), fue el escenario donde se dieron cita los profesores y periodistas Robinson Lizano, Leonardo Suarez y José Acevedo, para servir como analistas en el foro “Influencia de los medios en las elecciones estadounidenses”, organizado por el Movimiento Estudiantil Guayana Ucabista.

imagen2

Llegamos al SUM el lunes 21 denoviembre a las 9:00 A.M., fecha y hora pautada para el evento y en el lugar solo se encontraban pocos estudiantes, algunos organizadores y el profesor Robinson a la espera de la llegada del restode losponentes.

Mientras corrían las agujas del reloj, los interesados por el tema empezaron a ocupar las sillas vacías que había en el lugar. Sin embargo, fue una hora después de la que se había convocado cuando se le dio inicio al foro.

Las palabras de apertura estuvieron a cargo de la Consejera de Extensión, Camila González, quien aprovechó la oportunidad para felicitar a los alumnos por la celebración del Día del Estudiante Universitario y ofrecer disculpas por el retraso, explicando que se debía a problemas técnicos.

Palabras de los expertos

El primer análisis fue realizado por Robinson Lizano, Director del Diario Primicia, quien comenzó cuestionando la organización de dos análisis sobre el mismo tema. “No estoy de acuerdo con que se vayan a realizar imagen1dos foros, se podía haber hecho uno más completo”, dijo.

Lizano entró en materia presentando una muestra de la variedad de imágenes que los medios de comunicación difundieron, tratando de hacerle mala publicidad al candidato presidencial Donald Trump; sin darse cuenta de que al inundar todos los medios con esas imágenes, lo que le lograron fue darle más importancia y publicidad. El profesor Robinson utilizó un lenguaje bastante sencillo y note que los asistentes entendieron con claridad su mensaje, sobre todo cuando con sus expresiones afirmaban en señal de acuerdo con lo que él explicaba.

Por su parte, el profesor Leonardo Suarez, dirigió su análisis hacia la percepción que tuvieron los norteamericanos de los dos candidatos, por la información que ellos mismos divulgaban en los medios de comunicación.

Argumentó que “la sociedad estadounidense no perdona el engaño y la candidatura de Hillary Clinton estuvo cubierta por el velo de la mentira”. Explicando que los errores y hechos comprobados cometidos por su esposo, le pasaron factura al momento de recibir los votos; alegando que “el gringo” promedio es por naturaleza muy conservador. Y aun cuando Trump es una persona bastante controversial y polémica, siempre asume sus actos en público y defiende su posición.

 José Acevedo, profesor y audiovisualista, resaltó como hecho curioso que Clinton gastó 235 millones de dólares para la difusión en los medios y la publicidad de su candidatura, mientras que Trump nada más desembolsó 68 millones de dólares; dejando interrogantes al público: “¿Y quién tuvo más publicidad?, ¿Quién tuvo más presencia en los medios?”… a lo que los asistentes respondimos al unísono: Trump.

Al final de las ponencias, como de costumbre, se abrió la ronda de preguntas y respuestas donde se terminó con un polémico debate entre los tres expertos por la ética de los medios, ya que algunos alegaban que los medios de comunicación tienen naturaleza comercial (por ser una empresa) y otros concuerdan en que a pesar de ser una empresa, su finalidad principal es el bienestar social.

Medios impulsan el triunfo de Trump

Viacrucis por una inscripción

Rosanny Mattey, Adriana Rivero

Mi historia comenzó cuando cursaba el 8vo semestre de Comunicación Social mención periodismo, siempre había sentido pasión por conocer más de los hechos a mi alrededor era algo así como el amor de un fotógrafo por img_5201capturar los momentos que le ofrece la naturaleza, el mío era retratar la realidad.

Al finalizar el semestre 2015- 2016, había pasado solo cinco materias de siete que veía, las dos restantes me habían quedado lo que significaba que tenía que repetir el semestre solo con Periodismo III e Investigación Periodística.

En el momento de concretar mi inscripción hubo una falla no pude inscribirme y debía enviar una carta a la Universidad Católica Andrés Bello – Caracas (UCAB) para que aceptaran el pago del semestre y poder concretar mi ingreso, la carta nunca fue respondida así que me vi rezagada y obligada esperar nueve meses para volver a convertirme en una estudiante de la Ucab Guayana.

De nuevo a estudiar

Luego de la espera llegó el momento de reincorporarme, el 24 septiembre me dirigí a la universidad a realizar mi inscripción presencial, tenía todos los documentos, guardados en una pequeña carpeta manila, me acerqué a que revisaran que todo estuviera en orden y cuando pensaba que era cuestión de minutos, escuché las siguientes palabras: “Tú inscripción tiene un detalle, dirígete con la Sra. Carmen Bueno por Secretaria General”, ahí empezó mi suplicio.

Resulta que mi caso era un más complicado ya que la Ucab había hecho un cambió general en su pensum ahora se trabajaba con concentraciones y yo por estar en mención quede en el pensum viejo, ese octavo semestre que curse no existía.

Mi caso pasó a Caracas y debía esperar una pronta respuesta, esa espera se extendió durante octubre y parte de noviembre, las clases iniciaron y ya habían evaluaciones realizadas, la opción que me dio la escuela fue entrara clases sin estar inscrita, presentar las evaluaciones y esperar.

Me encontré con montones de atrasos, profesores compresivos y  profesores en desacuerdo que se negaron a recibirme, a pesar de todas esas adversidades decidí ir contra viento y marea para poder finalizar el semestre con éxito.

Actualmente estoy inscrita y a solo dos meses de finalizar el semestre, con tropiezos y avances pero con esperanza de un buen final.https://soundcloud.com/practicasdeperiodismo/recording20161130-012

Viacrucis por una inscripción

Voluntaria de vocación

Rosanny Mattey, Adriana Rivero

Eumelis Moya profesora de distintas materias y coordinadora del Servicio Comunitario en la Escuela de Comunicación Social de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB) comenzó su historia en esta casa de estudio en el año 1998 cuando ingresa como alumna a la Escuela de Derecho, allí participa en el Voluntariado de Niñas, Niños  y Adolescentes (Valun), producto de esta labor crea, junto a una compañera, la  Defensoría Comunitaria de Niños, Niñas y Adolescente Santa Teresa

euemelis-moya%2c-por-adriana-rivero
Eumelis Moya, por: Adriana Rivero

 La universidad adopta el programa que creó Eumelis por la responsabilidad que tiene esta de apoyar a organizaciones que no cuentan con los recursos necesarios y así promover desde sus aulas con la ayuda de los alumnos lo que es la gestión social y el voluntariado.

 “Estuve trabajando ahí unos tres años y medio  más o menos. Cuando la universidad asume la Responsabilidad Social Universitaria vía ley que ya no es un voluntariado si no una ley. Nos llaman a las personas que de alguna manera habíamos tenido alguna participación y habíamos adquirido una experiencia  en materia comunitaria”, comentó la Profesora.

En el año 2006, el profesor Carlos Blanco llama a Eumelis que tiene una entrevista en la Escuela de Comunicación Social con la directora de entonces Olimpia Berti.

Moya destaca una de las primerias impresiones al llegar la Escuela de Comunicación fue de escepticismo  hacia los integrantes de ella debido a que observó una pancarta que colgaba del techo hasta el piso que decía Voluntariado Sinérgico. “Pero esta gente sí es pantallera, -¡no los soporto! son tan farandis”, expresó la Coordinadora.

Bienvenida a Comunicación

Luego de su entrevista Eumelis se adueñó del cargo como Coordinadora de Servicio Comunitario en la Escuela de Comunicación Social, el proceso de adaptación fue difícil, el choque entre las carreras era notorio. La profesora comenta que los estudiantes de Derechos tienden a ser más sosegados, estructurales y pragmáticos, en cambio, en Comunicación todo se vuelve muy etéreo, bohemio, irreverentes, con personalidades muy marcadas “una mezcla de todo”, afirma Moya.

La adaptación ha sido difícil de acoplar, las expectativas de la profesora terminaron siendo muy distinta a las de los estudiantes, para todo ha sido un constante aprendizaje y evolución.

Actualmente, Eumelis está a cargo de ocho proyectos macros de manera institucional que llevan por nombre Apoyo Comunicacional y de estos se derivan diversos proyectos. Un ejemplo de ello es la Diócesis de Ciudad Guayana que ofrece el apoyo a distintas parroquias como Iglesia San Buenaventura y la Parroquia Sagrada familia, también se incluye Fescive y Radio Familia.

También existen los programas macros de Periodismo Comunitario donde se ofrece ayuda en materia de comunicación  a escuelas públicas.

Estos proyectos iniciaron como convenios mixtos entre las instituciones y la UCAB  Guayana, pero en algunos momentos dirigentes de las organizaciones se dirigieron directamente con la profesora para unir esfuerzos y aumentar la participación de los estudiantes.

En pro de integrar a los estudiantes en el proceso de servicio comunitario la profesora Eumelis los motiva a proponer sus propios proyectos con organizaciones diferentes con las que se han trabajado son evaluados y normalmente son admitidos. Aquellos proyectos con muy buenos resultados son tomados por la Universidad para seguir trabajando
con dichas instituciones.

Eumelis Moya desarrolla muchas actividades, no solo es coordinadora del Servicio Comunitario  también es profesora en algunas materias de la Escuela como Teoría de la Argumentación, Ética de la Comunicación y Régimen Jurídico.

Voluntaria de vocación