Un Día de Cine

Desde sus inicios, la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB) ha sido ejemplo de responsabilidad social con los sectores más necesitados del país tanto a nivel local como regional. Mediante la Extensión Social Universitaria, se crea una alianza entre la universidad y la comunidad con la finalidad de promover la interacción de las universidades dentro de las comunidades identificando los problemas y demandas de estas, todo esto  mediante el impulso de voluntariados, entre los que se encuentra la organización estudiantil Un Día de Cine.

udc
Convocatoria de voluntarios. Foto tomada de la página de Facebook de Un Día de Cine

Un día de cine es un voluntariado que inició en el año 2012 como iniciativa de estudiantes de la UCAB Guayana hasta el año 2015, beneficiando en sus 4 ediciones a 1550 niños de 35 comunidades diferentes. Su objetivo principal es motivar a los niños de escasos recursos en la región, brindándoles la oportunidad de vivir un día diferente en su realidad mientras fomenta en ellos la autosuperación.

 

Para esto, los voluntarios organizaban una mañana llena de actividades recreativas, orientadas al área educativa, creativa, deportiva y artística todo esto realizado en las instalaciones del campus universitario. Al final la jornada concluía con la proyección película en una sala de cine.

Además de incentivar el voluntariado universitario, la actividad dio pie para que diferentes personalidades reconocidas de la zona dieran su aporte, entre ellos el Mago Junior, el Mago Neo, agrupaciones de la universidad como Paralelo 8 inclusive llegaron a participar algunos jugadores del equipo de fútbol regional Mineros de Guayana quienes firmaron las camisas de los pequeños y jugaron un rato con ellos.

Primeros pasos

Toda esta idea nace de Carlos Carli, ucabista graduado de la escuela de Administración y Contaduría, quien funda Un Día de Cine por “la necesidad de querer darle a los niños una oportunidad de soñar, de salir de la realidad agobiante por lo menos por un día”. Carli tuvo una infancia con muchas posibilidades, con acceso a diversión, comida en la nevera, una familia apoyándolo, ropa, calzado y juguetes nuevos cada navidad, una buena educación, se podría decir que tuvo una vida cómoda.

En sus comienzos el propósito era llevar a los niños más vulnerables de la región a disfrutar por primera vez del cine, sin embargo, los jóvenes ucabistas voluntarios decidieron cambiar el rumbo de una mejor manera. Los niños eran llevados a la sede de la UCAB, la cual se ambientaba como una gran fiesta infantil, llena de juegos y charlas recreativas antes de visitar las salas de cine. Luego del evento, se hacían donaciones a las comunidades involucradas en esta actividad.

En su primera edición asistieron 150 niños de cuatro comunidades y la colaboración de 30 voluntarios estudiantes de diferentes carreras de la universidad. Para la segunda edición, aumento a 550 niños y 380 voluntarios; la tercera edición, contó con 450 niños y 350 voluntarios, y para la ultima edición se vieron beneficiados 500 niños gracias a 450 voluntarios.

Voluntarios indirectos

un-dia-de-cine-3
Payasos de Hospital y Staff de un Día de Cine. Foto tomada de la página de Facebook un Día de Cine.

Alejandro Salazar, estudiante de Ingeniería Industrial en la UCAB Guayana, tuvo la oportunidad de participar en la cuarta edición de Un Día de Cine indirectamente. Salazar pertenece a Doctor Yaso “Payasos de Hospital” quienes fueron invitados por el Staff y entre el grupo de payasos se encontraba él.

Para Salazar, fue una experiencia gratificante, “nosotros como payasos de hospital buscamos que los pequeños en situación hospitalaria tengan unos minutos diferentes de su rutina en el hospital. Estos chicos hicieron ese día prácticamente lo mismo con niños de comunidades desfavorecidas de la zona y les dieron algo único, les dieron una enorme fiesta, una película en las salas de Cines Unidos, les dieron un día para ser lo que realmente son, niños.

Un día de cine, se podría decir que es un incentivo escolar e interactivo en los estudiantes de colegios públicos. Los niños que participan en la actividad la ven como un reforzamiento positivo, un premio que se ganan por su esfuerzo, por ir todos los días al colegio y por buen comportamiento.

Por su parte, en los estudiantes que participaron en el voluntariado realza y promueve valores tales como humildad, comprensión, respeto, altruismo, sensibilidad y amor por el prójimo.

Querer es poder

Kelly Tovar, ex estudiante de la UCAB fue voluntaria en su tercera edición, para ella “fue una experiencia muy positiva para todos los niños, muchos salen de situaciones difíciles y son pocos los que trabajan, por así decirlo, en sus metas y sueños.” Kelly ese día realizó el recorrido por la universidad con ellos, “en sus caras se podía ver la esperanza de creer en lo posible”.

un-dia-de-cine-2
Entradas que eran vendidas para pagar algunos gastos de la actividad. Foto tomada de página de de Facebook de Un Día de Cine.

Expresa que es un hecho lamentable que no continúe la actividad ya que siente que es necesaria para realzar los valores y el significado de ser ucabista. El estar en contacto con los niños, hacerlos sentir cómodos ya que “muchos están con recelo al comienzo”, animarlos para que sigan estudiando y puedan llegar a la universidad es algo que se necesita en la sociedad actual.

Las dificultades económicas por las que atraviesa el país nos afectan a todos, en especial a los más vulnerables, los niños. Actividades como Un Día de Cine cuentan con el respaldo de una gran cantidad de voluntarios, en su mayoría jóvenes universitarios con muchas ganas de continuar el proyecto.

Solo hace falta poner un granito de arena para que siga creciendo, tal vez no con la misma cantidad de niños involucrados, sin embargo, la participación en voluntariados por parte de los universitarios ayuda a reforzar aptitudes y sentir humanitario que en estos tiempos tan difíciles se sienten perdidos. Así que, ¿por qué no continuar con Un Día de Cine? Al final de cuentas lo que impulsa es querer darles a los pequeños de Ciudad Guayana un día que no han tenido jamás en su vida por las circunstancias en las que viven.

Video de Un Día de Cine, extraído de Youtube

Un Día de Cine

Obesidad: una enemiga ucabista

Por Alejandra Martínez y Lorein González

La obesidad es una enfermedad comprendida en un exceso de grasa perjudicial para la salud. Este estado desprende en tu cuerpo muchos males que pueden dejarte sin respirar y no te das cuenta. Derivados a ella están los triglicéridos y el colesterol, el exceso de azúcar en la sangre, problemas cardiacos al igual que en las articulaciones y la más importante una acomplejada vida.

En ese mundo que lleva por nombre la universidad pasan la mayor parte de su tiempo muchos jóvenes. Específicamente a la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB) Guayana, se dedican a subir escaleras y sentir cansancio, prefieren una hamburguesa y no una ensalada verde, comen pasta y no pollo a la plancha; eso es lo que viven, pues muchas veces son obesos.

Aunque esta casa de estudios se ha caracterizado por ser una de Venezuela, no cuenta con cafetines que brinden una dieta balanceada para que sus estudiantes puedan tener los alimentos necesarios diariamente.

Actualmente la Ucab cuenta con tres establecimientos que venden comida: Graciel Café, Mawidas, Kampai y la Caja Negra; a los cuales los estudiantes asisten rutinariamente a adquirir alimentos pocos saludables, pero que son los únicos lugares accesibles.

estudiantes-1
Universitarios obesos, fuente: eltipógrafo.com

Los ucabistas

Sharon Pérez, estudiante de Relaciones Industriales, comenta que los almuerzos ofrecidos en la Casa del Estudiante son más parecidos a los de su casa. “Vengo aquí, porque puedo combinar la comida y lograr que sea algo sana”.

“Lo que me provoca comer en la universidad es dulces y nestea, aunque traigo desayuno y almuerzo, nada como comerte un buen plato de milanesa de pollo con arroz y salsa”, dijo Natalia Galviz. Una estudiante de Comunicación Social, la cual asegura que entrar a la Ucab ha hecho que suba de peso.

Hablando con especialistas

La nutricionista y motivadora personal, Cristina Muziotti, afirma que “las personas son gordas por desbalances emocionales y algunas otras por tendencias hereditarias”. Además, recalcó que las instituciones no prestan mucha atención a esta enfermedad.

“Hacer dieta debe ser algo rutinario, donde se puede comer de todo, pero de una manera sana y balanceada”, dijo Muziotti. También se refirió que hay leyes que deberían cumplir las universidades con respecto a la comida que distribuyen a los estudiantes,

Calos Guerra, entrenador personal y vendedor de Herbalife, aseguró que “todo está en la motivación y ayuda que tenga la persona”. Aclarando que son las chicas las que tienen más problemas de autoestima y eso debe ser tratado con cuidado por su alta sensibilidad.

“Sobre todo en la Ucab, donde las mujeres tienen un complejo muy grande. Donde verse bien es algo súper importante y que estar gorda representa un problema casi sin solución”. Reconoció que muchas veces las bebidas energéticas y dietéticas traen contraindicaciones, aunque irónicamente se distribuyan en esos cafetines.  

La dueña de Graciel Café y Mawidas, Morela Moreno, comenta que las cosas han ido variando con el tiempo, ya que anteriormente las comidas eran muy saludables, pero la situación del país ha desmejorado mucho el menú. “En los últimos tres años, la comida más solicitada ha sido la milanesa de pollo, arroz y puré. Además la bebida que se vende diariamente en cantidades es el nestea”.

morela-moreno
Morela Moreno, cortesía María B.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha puesto en marcha planes para combatir este mal que ataca a los jóvenes. Desde 2004 comenzó con charlas de concientización, llevado de comidas saludables y caminatas ejercitantes por la salud a las universidades.

Responsabilidad implícita

En el campus universitario no se han abierto nuevos establecimientos que vendan comida ni proporcionen alimentos saludables a los estudiantes. Por otro lado las autoridades hacen caso omiso a las constantes quejas que hacen los ucabistas con respecto a los precios de los cafetines de la universidad.

Algunos estudiantes de Derecho aseguran que en el actual semestre la cola para calentar el almuerzo han aumentado y las de comprar disminuyeron. “Solamente en un desayuno, empanas y nestea, puedo gastar más de mil bolívares”, comentó Antonio Barreto.

Christian Castillo, estudiante de Ingeniería, cree que la universidad no hace nada por cambiar esta problemática. “Lo único que han hecho son encuestas, pero no nos dan una solución”.

Obesidad: una enemiga ucabista

Al callar te condenas

Por Anelsy Acosta, Eilidibeth Cordova, Rosleidys Sanabria.

Nadie pensaría que las universidades se pueden convertir en una prisión en donde a  veces sales vivo y otras no. El bullying es cualquier forma de maltrato psicológico, verbal, social o físico que se ha vuelto el pan de cada día de millones de jóvenes en el mundo. Estos muchachos viven ansiosos y fatigados emocionalmente por no saber cómo su acosador los sorprenderá la próxima vez. A la edad de nueve años Manuel Álvarez, cursaba el cuarto grado, un niño tímido y retraído, conocido entre sus compañeros como “el gordito” del salón, de estatura alta pero con un corazón de pollo, débil y lastimado.

bullying
No al bullying. Extraído del portal http://www.kores.com.ve

Su año escolar se tornó gris. Sin embargo, continúo hasta llegar a la universidad actualmente la UCAB Guayana. En donde alcanzó niveles más altos. No solo lo dejaban de un lado por su aspecto robusto. Al no cumplir con ciertas actividades físicas, como simplemente caminar un poco más rápido de la casa del estudiante hasta la conocida “laguna de los patos”; todos empezaron a verlo como un estorbo que solo sabía comer. Con una acumulación excesiva de grasa corporal, se volvió tan lento como una tortuga. En un salón lleno de hombres, como lo son los de Ingeniería, constantemente era comparado con los más atléticos del salón.

Lágrimas ocultas

El sueño de los padres de tener jóvenes con buena salud física y mental, va en picada o por lo menos así lo expone la Organización Mundial de la Salud (OMS). En Venezuela, el 6.4 % de la población joven sufre obesidad. Manuel, desde que tiene uso de razón se convirtió en amante del fútbol. Durante el colegio, siempre fue el último en ser escogido en los equipos, nadie quería cargar con él. En la universidad no fue distinto, decidió entrar al grupo de balompié, sin embargo lo colocaban en la portería: “El gordo a la portería, la tapa toda”, constantemente escuchaba la misma frase.

Es difícil pensar que un joven de 18 años, aún se encierre en sí mismo y no sea capaz de hablar con los demás acerca su situación. Durante los recesos entre clases Miguel, salía del salón y usaba el baño como su refugio. Un cubículo frío, con hedor a orina, un mingitorio y un rollo de papel higiénico eran los que a diario lo acompañaban en su mar de lágrimas, una tras otra rodaban por sus mejillas en búsqueda de respuestas que nunca conseguía, solo buscaba una sola cosa: ser aceptado.

el-bullying-no-es-juego
El bullying no es un juego. Extraido del portal http://www.cocnoticias.com

Muchos padres consideran que llevar a sus hijos al psicólogo es alarmante, que si asisten es porque “están locos”, sin embargo esta es una justificación errada, en cambio son profesionales que ayudan en el aprendizaje y a enfrentar con efectividad los problemas de la vida y de salud mental. En su libro de “Conductas de acoso y amenaza entre escolares”, el psicólogo Dan Olweus, nos dice que “un estudiante se convierte en víctima del acoso escolar cuando está expuesto, de forma reiterada y a lo largo del tiempo, a acciones negativas llevadas a cabo por otro u otros estudiantes”. Pero esto no es del todo cierto, un niño también se vuelve la presa fácil del resto del mundo cuando decide callar por miedo a represalias.

El Dumbo

Muchas personas escucharán el nombre “Dumbo” y se acordarán del pequeño elefante que es discriminado por sus grandes orejas pero al final de la película logra ser feliz cuando descubre que puede volar gracias a ellas. Francisco Bermúdez, siempre fue conocido por ser el “niño Dumbo”, con tez blanca como la leche, robusto y con unas orejas que excedían el tamaño promedio, pasaba a formar parte del grupo de jóvenes que sufrían bullying. Sumado esto, Francisco tenía gustos diferentes al resto… Le gustaban los chicos, aún en la sociedad no comprenden que un hombre es capaz de querer a otro.

Al igual que Miguel, era discriminado en las actividades que requerían esfuerzo físico. En su niñez atravesó muchos problemas de alimentación, creía que si dejaba de ingerir comida sólida y solo ingería bebidas como el toddy podría perder el peso extra que lo condenaba a ser la burla entre sus compañeros. Cuando llegó a la adolescencia decidió vivir bajo su propia dieta que solo constaba de chocolates y azúcares. Carmen Pont especialista en Nutrición, describe que la falta de ejercicios y un tipo de alimentación poco equilibrada y monótona son los factores responsables del aumento de la obesidad en la etapa adulta.

Dos historias que, parecen ser diferentes, pero que tienen varias similitudes: ambas cohabitan en el mismo espacio, en la misma universidad y pocos se dan cuenta, muchos se unen al llamado “chalequeo”. El acoso es un fenómeno que ataca a miles de adolescentes. Los jóvenes no se deben callar ante estos actos que solo ponen en riesgo la integridad física de las personas. Recuerda, al acaso sácalo del juego y de tu vida.

Al callar te condenas

Seguridad Ucabista

Rosanny Mattey, Adriana Rivero y Hugo Maestre

Ciudad Guayana actualmente ocupa el onceavo puesto entre las ciudades más peligrosas del mundo. Por seis años consecutivos está urbe ha estado entre los primeros veinte puestos según el informe anual del Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y Justicia Penal (CCSPJP).

En consecuencia del alto índice de criminalidad, el robo es uno de los delitos que ha ido en aumento. Ningún espacio público o privado está exento a ser violentado por el hampa. Hospitales, clínicas, escuelas y universidades han sido víctimas frecuentes de los dueños de lo ajeno.

La Universidad Católica Andrés Bello, extensión Guayana (UCAB- Guayana) se ha caracterizado por ser un espacio abierto para toda la comunidad. Sus estudiantes, profesores, empleados y todos los que quisieran participar activamente dentro de la UCAB, tenían siempre un sí por parte de las autoridades para poder utilizar todas las

img_20161205_103947
Cartel de seguridad en la UCAB Guayana por, Adriana Rivero

instalaciones.

Desde el año 2012 esto ha cambiado un poco, la universidad ha sido objeto de múltiples robos que ha encendido las alertas a todos los que hacen vida allí y ha supuesto un cambio dentro de la seguridad interna.

Las autoridades han tomado cartas en el asunto, contratando a todo un cuerpo de seguridad para poder controlar o prevenir cualquier hecho violento y resguardar a toda la comunidad ucabista de los aconteceres diarios de inseguridad.

El uso visible del carnet y la elaboración de los pases con la matrícula de cada carro que entraba a la UCAB fueron las primeras medidas tomadas para regular las visitas a las instalaciones de la universidad.

Progresivamente se han implementado medidas que han generado controversia entre los alumnos, unos están de acuerdo y otros no.

Siete días de vigilancia                                               

Las autoridades de la UCAB han buscado la forma de ofrecer mejores servicios de seguridad desde los hechos violentos. Desde 2012 se ha visto el cambio frecuente de empresas de seguridad  tratando de conseguir la mejor que se adapte a las necesidades de la universidad.

Los cambios han sido siempre en busca de mejoras. A inicios de 2016 la seguridad se ha visto reforzada y a pesar de que aún los robos persisten se ha visto un aumento significativo de control en todas las instalaciones.

Iván Salazar, jefe de seguridad de  la UCAB, comenta que cuenta con un personal capacitado para controlar las áreas de la casa de estudio y que poco a poco se han visto los frutos de esta labor. También expresa que la mayoría de sus trabajadores cuenta con una

entrada-ucab-por-adriana-rivero
Entrada peatonal de la UCAB Guayana por: Adriana Rivero

profesión y que a la hora de postularse pide como requisito mínimo ser Técnico Superior Industrial (TSU), aunque esto no es excluyente. Aquellos que no tenga ningún título académico pero que cumplan con otros requisitos como experiencia, buena presencia y responsable reciben un inductivo de quince días antes de comenzar a laborar.

Salazar destaca la buena labor que han estado realizando pero muestra su descontento con algunos estudiantes que no han apoyado lo suficiente a los vigilantes y en algunos casos ha existido maltrato en contra de su personal de seguridad.  Se refirió específicamente al caso ocurrido el pasado 25 de noviembre en la entrada principal de esta institución donde hubo un incidente entre dos alumnos y un vigilante por la negativa de los estudiantes en registrarse para poder acceder a la universidad.

Ideas encontradas

Las nuevas medidas implementadas por parte de la seguridad de la universidad han sido tema de controversia principalmente entre los alumnos que no están de acuerdo con algunos cambios. No poder entrar a las instalaciones sino posee carnet o algún documento que lo identifique y el tener que registrarse continuamente es lo que más causa molestia en la población estudiantil pero como todo en la vida, algunos están de acuerdo y otros no.

“Yo me molestaría si me impidieran el paso a la universidad por un carnet, nada les cuesta a ellos utilizar los radios, informar que voy vía vehícular indicar mi número de cédula para que lo anoten la planilla de registro”. Declaró Yirbelis Sanabria, estudiante de Comunicación Social.

Según el Concejal del Municipio Caroní José Orta y estudiante de la católica hay que aplaudir los esfuerzos realizados por el equipo de seguridad universitaria ya que han podido combatir y reforzar las medidas de seguridad en la universidad, ya que sabe lo difícil que es proteger al estudiantado de la delincuencia debido a la situación país.

El Concejal insta a los estudiantes a reconocer y respetar la labor que realizan los vigilantes ya que no es nada fácil esta labor.

Si bien es cierto que hay choques de opiniones, los estudiantes y la seguridad deben poner de su parte para lograr una relación saludable entre toda la comunidad ucabista.

Seguridad Ucabista

Voluntaria de vocación

Rosanny Mattey, Adriana Rivero

Eumelis Moya profesora de distintas materias y coordinadora del Servicio Comunitario en la Escuela de Comunicación Social de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB) comenzó su historia en esta casa de estudio en el año 1998 cuando ingresa como alumna a la Escuela de Derecho, allí participa en el Voluntariado de Niñas, Niños  y Adolescentes (Valun), producto de esta labor crea, junto a una compañera, la  Defensoría Comunitaria de Niños, Niñas y Adolescente Santa Teresa

euemelis-moya%2c-por-adriana-rivero
Eumelis Moya, por: Adriana Rivero

 La universidad adopta el programa que creó Eumelis por la responsabilidad que tiene esta de apoyar a organizaciones que no cuentan con los recursos necesarios y así promover desde sus aulas con la ayuda de los alumnos lo que es la gestión social y el voluntariado.

 “Estuve trabajando ahí unos tres años y medio  más o menos. Cuando la universidad asume la Responsabilidad Social Universitaria vía ley que ya no es un voluntariado si no una ley. Nos llaman a las personas que de alguna manera habíamos tenido alguna participación y habíamos adquirido una experiencia  en materia comunitaria”, comentó la Profesora.

En el año 2006, el profesor Carlos Blanco llama a Eumelis que tiene una entrevista en la Escuela de Comunicación Social con la directora de entonces Olimpia Berti.

Moya destaca una de las primerias impresiones al llegar la Escuela de Comunicación fue de escepticismo  hacia los integrantes de ella debido a que observó una pancarta que colgaba del techo hasta el piso que decía Voluntariado Sinérgico. “Pero esta gente sí es pantallera, -¡no los soporto! son tan farandis”, expresó la Coordinadora.

Bienvenida a Comunicación

Luego de su entrevista Eumelis se adueñó del cargo como Coordinadora de Servicio Comunitario en la Escuela de Comunicación Social, el proceso de adaptación fue difícil, el choque entre las carreras era notorio. La profesora comenta que los estudiantes de Derechos tienden a ser más sosegados, estructurales y pragmáticos, en cambio, en Comunicación todo se vuelve muy etéreo, bohemio, irreverentes, con personalidades muy marcadas “una mezcla de todo”, afirma Moya.

La adaptación ha sido difícil de acoplar, las expectativas de la profesora terminaron siendo muy distinta a las de los estudiantes, para todo ha sido un constante aprendizaje y evolución.

Actualmente, Eumelis está a cargo de ocho proyectos macros de manera institucional que llevan por nombre Apoyo Comunicacional y de estos se derivan diversos proyectos. Un ejemplo de ello es la Diócesis de Ciudad Guayana que ofrece el apoyo a distintas parroquias como Iglesia San Buenaventura y la Parroquia Sagrada familia, también se incluye Fescive y Radio Familia.

También existen los programas macros de Periodismo Comunitario donde se ofrece ayuda en materia de comunicación  a escuelas públicas.

Estos proyectos iniciaron como convenios mixtos entre las instituciones y la UCAB  Guayana, pero en algunos momentos dirigentes de las organizaciones se dirigieron directamente con la profesora para unir esfuerzos y aumentar la participación de los estudiantes.

En pro de integrar a los estudiantes en el proceso de servicio comunitario la profesora Eumelis los motiva a proponer sus propios proyectos con organizaciones diferentes con las que se han trabajado son evaluados y normalmente son admitidos. Aquellos proyectos con muy buenos resultados son tomados por la Universidad para seguir trabajando
con dichas instituciones.

Eumelis Moya desarrolla muchas actividades, no solo es coordinadora del Servicio Comunitario  también es profesora en algunas materias de la Escuela como Teoría de la Argumentación, Ética de la Comunicación y Régimen Jurídico.

Voluntaria de vocación

Comprometidas con la tesis

Adriana Maldonado

Adylene Peñalver

Pocos estudiantes empiezan a pensar en el tema de tesis. Otras personas de semestres avanzados nos recomendaban tener uno antes de llegar a ver “Investigación de Medios Periodísticos”, materia -tipo inducción- para la realización del Trabajo de Grado. Escoger el tema es difícil y conlleva a un gran compromiso para llevarlo a cabo.

La tesis es ese deber que ningún estudiante desearía tener, es como un matrimonio arreglado, ya sea por la obligación de alguna de las dos partes, en fin… es eso que quisieras que jamás llegara a tu vida, ni por equivocación.

El estrés que nos causa es impresionante, quita el sueño y no podemos dejar de pensar en ella ni cuando estamos pasándola bien en una fiesta, ni bañándonos, ni comiendo el plato favorito, es decir, está presente en nuestra mente hasta el día en que toque sustentarla.

8sn18l
Imagen cortesía: GeneradorMemes.com

Elección del tema

El trabajo de grado es un proceso un poco largo, inicia a partir del octavo semestre cuando debemos elegir el tema, por el que se corresponde sentir la pasión para que al momento de su realización no se torne aburrido y así podamos hacer algo que nos guste. Ahí es cuando entra el dilema y aunque parezca un poco loco surge la pregunta: -“Ajá, ¿y a mí qué me gusta?”- Es una indecisión como cuando una chica va a comprar ropa, pero no sabe qué escoger.

La profesora -Alba Perdomo- hizo que cayéramos en cuenta que ya estábamos montados y en marcha hacía la meta y que el camino está por terminar. ¡No lo podíamos creer! seriamente teníamos que pensar sobre cuál tema escoger para la primera evaluación que era la propuesta del tema con la pregunta, el problema y los objetivos. Era ahora o nunca.

El anteproyecto

El día en que entregamos la propuesta tuvimos que esperar como dos semanas para saber si nuestros temas eran aceptados o no por el comité. Cuando llegó el momento, tuvimos la noticia que la mayoría de los temas fueron aceptados. Muchas veces (casi siempre, como el 90%) el tema que elegimos desde el principio tiene que ser cambiado por distintas razones, ya sea por la falta de información, porque al comité no le guste o por otros motivos que se presentan, pero cuando la pegamos con el tema da una satisfacción increíble.

Para la entrega formal del anteproyecto, fue un día estresante. Algunos estaban terminando el mismo día el trabajo, al menos ese no fue nuestro caso, igualmente para todos fue un corre, corre, pero al fin y al cabo lo entregamos y nos quitamos un peso de encima días antes de las vacaciones.

compromiso
Imagen cortesía: GeneradorMemes

Un paso más

Llegar al noveno y décimo semestre es un gran logro, se siente la alegría de ya ser licenciados. Pero seguido a eso, viene a la mente la fulana llamada “tesis” y es ahí cuando pensamos ¡cómo quisiera estar en los primeros semestres! Para no pasar por esta pesadilla todavía, es como que si se nos borrara la sonrisa de manera instantánea, y ni se diga cuando preguntan -“¿cómo vas con la tesis?”- Desde ese momento se convierte en la interrogante que no quisiéramos responder para no entristecer nuestro corazón.

Siendo esta la última promoción del pensum derogado, quedará como parte de la historia de la universidad y sobretodo, marcará parte de la vida de la profesora de Trabajos de Grado, Ana María Quintero, una persona que nos ha ayudado a todos a dar este gran paso nupcial que es comprometernos con la tesis hasta llegar al altar.

Comprometidas con la tesis

Celso Vargas: con Café y Arepas

Adriana Maldonado

Adylene Peñalver

Celso Emilio Vargas Mariño, un guayanés que luego de terminar el bachillerato se fue a estudiar y vivir por un año en Colombia. -“Siempre viajaba todos los años y pasaba algunos meses (allá), pero fue en el 2011 que me fui a vivir a esa nación y me devolví porque estaba difícil la situación económica”-.

Un chico apasionado de la escritura y de la lectura, con grandes ideas y una trayectoria brillante, a sus 22 años ya posee su propio portal web y ha podido escribir tres libros en formato digital y dos impresos, y últimamente ha comenzado a incursionar en Youtube. Celso es estudiante de Comunicación Social en la Universidad Católica Andrés Bello, del 7mo semestre de la concentración de Periodismo.

foto1celso
foto cortesía: VARL Audiovisual

El blog

En el año 2012 aún se encontraba en Colombia y fue en ese año cuando se inició en el la blogósfera, creando así el 23 de febrero de ese año el blog Café y Arepas “un nombre para representar parte de nuestras costumbres como venezolanos”.

Además de estudiar, Celso divide su espacio también como beca-trabajo en la oficina de Relaciones Institucionales de la Universidad, dado a esto le dedica poco tiempo a la creación de entradas a su blog.

Formato digital

El primer libro que publicó nació debido a que él deseaba que las personas pudiesen tener oportunidad de leerlas en un solo espacio y es así como lanzó en el 2012 su primer Ebook “Antología de un Guayanés”. Luego realizó en el 2013 un segundo Ebook, Vivencias Acumuladas y Regulares Locuras”.

“Para el año 2014 deseaba llegar más allá de lo anterior” es por ello que decide escribir su libro El Cuaderno que huele a polvo”. Diferenciándose de los demás por ser creado mediante la plataforma  Create Space, además de editarlo, publicarlo y comercializarlo a través de Amazon.

foto3celso
Foto cortesía: VARL Audiovisual

“Todo fue un éxito y ese año pude sostener por primera vez el primer libro impreso de mi autoría”.  En vez de hacerlo por una editorial, utilizó los canales de una imprenta, hecho que ameritaba ser auto-editor del libro y conseguir el capital necesario. “Fue muy duro y estuve a punto de pensar que ese año no podría darse” pero, a finales del 2015, pudo publicar una pequeña edición por medio de una imprenta de Caracas. El libro fue muy bien recibido y puesto a la venta en algunas librerías de Puerto Ordaz.

Patrocinio

Su más reciente libro, Dante Merino, príncipe del quién sabe”, lo terminó de escribir en diciembre de 2015 (justo cuando estaba trabajando con la impresión y comercialización del anterior) y “esta vez logré imprimirlo en septiembre de 2016, luego de trabajar en él durante todo el mes de agosto”.

En este cuarto trabajo, John Kobritz fue quien elaboró la portada. Para esta edición contó con el patrocinio de un gran amigo, Gabriel Sánchez, “quien desde el exterior creyó en lo que hago y aportó su apoyo económico”.

Metas a largo plazo

Últimamente se ha adentrado en el mundo de Youtube y con la misma finalidad del blog; pero en formato audiovisual para “exponer cosas que voy realizando y que no siguen líneas concretas de algún género en específico”, especificó.

Con respecto al futuro, Celso resaltó que nunca se propone cosas a largo plazo, pues él cree más en lo que quiere hacer en el presente. Sin embargo, desea buscar tiempo para dedicarse a una narrativa más extensa, pero aun así realizar una novela corta siempre le ha llamado la atención.

foto2celso
Foto cortesía: VARL Audiovisual

Hasta ahora las cosas se le han dado de manera casual. “Creo que una de las únicas cosas que he buscado ha sido compartir en otros medios mis escritos”, hecho que se hizo realidad en el periódico El Venezolano de Panamá y el portal web de El Nacional.

Agradecido, relató que la gente es muy amable y siempre dan sus buenos comentarios sobre lo que hace, “Doy gracias a todos por su cariño y presto atención cuando me dan alguna recomendación o crítica”.

Con gran entusiasmo finalizó diciendo su verdadero fin como escritor, “lo que realmente deseo es ayudar a que mi ciudad crezca y mejore”.

 

Redes sociales:
@CafeyArepas en Twitter
Café y Arepas en Facebook y Youtube
Celso Vargas: con Café y Arepas